miércoles, 1 de diciembre de 2010

Enfoque Andragógico para la Integración Familiar


Enfoque Andragógico para la Integración Familiar
Autor: Zuleidy Pineda González[1]
RESUMEN
El propósito de este artículo es fomentar  un plan de intervención familiar con enfoque andragógico dirigido a los padres para determinar las relaciones interpersonales generadas por los padres de familia en el contexto de la integración familiar; a la vez se analiza la comunicación establecida por ellos como proceso fortalecedor de la integración familiar y las manifestaciones afectivas de los padres de familia como producto de la integración familiar. Es necesario ejecutar un plan que establezca el proceso de orientación aprendizaje de padres e hijos y facilite el manejo de sus relaciones interpersonales a través de la comunicación directa y de la manifestación afectiva entre sus integrantes, para lograr una sana convivencia familiar; los mismos.  Logrando conclusiones importantes donde se destaca que existe falta de integración familiar,  donde la mayoría de los adolescentes son referidos al servicio de orientación educativa por presentar conductas no operativas como agresividad física y verbal. Por tal motivo se plantea la necesidad de implantar como alternativa de solución un Plan con estrategias andragógicas dirigido a padres. 
Palabras Claves: enfoque Andragógico,  integración,  familia, comunicación, aprendizaje.

Andragógico focus for the Family Integration

Abstract
Author: Zuleidy Pineda Gonzalez
The intention of this I articulate is the direction to foment a plan with andragógicas strategies directed to the parents for Familiar Integration, which would allow them to lead the process to determine the interpersonal relations generated by the family parents in the context of familiar integration; simultaneously that analyzes contacted by the parents of family like fortalecedor process of familiar integration and the affective manifestations of the parents of family like product of familiar integration. It is necessary to execute a plan that establishes the direction process learning of parents and children and facilitates the handling of its interpersonal relations through the direct communication and of the affective manifestation between its members, to obtain one heals familiar coexistence; such.  Obtaining important conclusions where one stands out that lack of familiar integration exists, where most of the adolescents they are referred the service of educative direction to present/display no operative conducts like physical and verbal aggressiveness. By such reason the necessity considers to implant like solution alternative a Plan with andragógicas strategies directed to parents.  
Key words: strategy Andragogía, integration, family, communication, approach.

INTRODUCCIÓN

La creación de la familia aparece en la historia de los pueblos más civilizados con diferentes formas y concepciones distintas, que la han hecho evolucionar significativamente, en este sentido la familia se constituye en la célula fundamental de la sociedad donde cada individuo logra su crecimiento personal en función de sus valores, patrones, ideas, sentimientos, creencias, costumbres y tradiciones que le van a conducir al desarrollo de su personalidad. La familia es para el niño el primer universo social con quien entra en relación, en ella comienza el proceso de socialización y su influencia será definitiva para toda la vida, es en este primer contexto donde el niño y niña aprende a ser y a existir como persona, al mismo tiempo que satisface sus necesidades, acepta a otras personas como miembros de su entorno y aprende a manejar sus necesidades, su capacidad, su habilidad y su potencialidad física y cognitiva.
 Los padres deben disponer de toda la voluntad y la paciencia necesaria para actuar con la conciencia serena y tranquila, en el momento de educar a los hijos y no vivir con complejo de culpabilidad y fracaso, cuando ellos toman el camino opuesto a sus convicciones morales, sociales y espirituales; porque el éxito del proceso de orientación-aprendizaje para la integración familiar también depende de los padres. Ellos necesitan un cambio en la forma de educar a sus hijos aún hoy siguen confiados en los mismos métodos que utilizaban sus padres y abuelos; desconociendo que las ciencias que estudian el desarrollo humano han reunido un gran acopio de información acerca de las distintas teorías, enfoques u hechos que demarcan el manejo efectivo de las relaciones interpersonales, donde elementos como la comunicación, el afecto consolidan los principios que nunca ha perdido la familia como institución social y por ende formadora del individuo.  
Es por ello, que los padres necesitan desarrollar estrategias y/o métodos que resulten útiles y prácticos para ellos en su hogar y con sus propios hijos, se puede mencionar la aplicación del enfoque andragógico; centrado en la formación del potencial humano adulto para generar en los padres y su seno familiar la forma más precisa para educar a los hijos.

ENFOQUE ANDRAGÓGICO PARA LA INTEGRACIÓN FAMILIAR

Un hecho universalmente conocido, es que el ser humano en su necesidad de sobrevivir y satisfacer sus necesidades básicas de alimentación, sed, protección, afecto, y solidaridad entre otras, siempre ha buscado la manera de tener acercamiento con otros individuos; lo que demuestra su gran espíritu gregario, que lo lleva a la búsqueda del compartir y convivir con otros seres nuevas experiencias e ideas que le permitirán su evolución socializadora.
De aquí parte la fundamentación teórica antropológica y sociológica que lo explica y así se ha demostrado, no se puede hablar del hombre como un ser solitario, sino por el contrario se habla de un ser capaz de conformar estructuras, grupos y organizaciones. Este marco referencial representa el basamento esencial de la relevancia de la familia como ente de consolidación y transformación social; dado que su evolución desde la más tradicional a la más moderna ha presentado un grado de variabilidad en cuanto a sus funciones, principios, valores, composición, estilo de vida y el rol que han desempeñado los padres y los miembros que se relacionan e interactúan en ella.
Las únicas funciones que no han logrado superar estos cambios es la de ser fuente de afecto y apoyo emocional para todos sus miembros, la otra función es su gran influencia con su valioso papel socializador, educadora, transmisora de pautas, normas, valores y principios. Según Legall (1990) expresa:

Es necesario tener siempre en mente, como han demostrado los historiadores, antropólogos y sociólogos, que las sociedades han organizado y organizan las solidaridades familiares de manera muy diferentes según, las épocas y lugares. En efecto, el hecho familiar que parece natural es en gran medida cultural... (p. 5).

La sociedad tiene el tipo de familia de acuerdo a sus patrones e intereses, sin embargo, la familia sea cual fuere constituye hoy una institución imprescindible en el mundo actual, en tal sentido la influencia de la familia hacia el individuo esta signada por las relaciones interpersonales, la comunicación y el afecto que entre cada uno de sus miembros se logra establecer y fundamentar. No basta ser padres para educar, se reciben ideas y se aplica la experiencia que ha vivido el adulto (padre o madre) pero no se reciben las estrategias para hacerlo, los padres reciben poca orientación acerca de este proceso. Se educa a los hijos para el futuro, pero como éste lo ignora, no se educa para la flexibilidad, para la innovación, para mejorar y aumentar la capacidad de adaptación del individuo, en este caso los hijos.
Corresponde a los padres como adultos tomar una participación más activa en su propio aprendizaje y el de sus hijos; aquí comienza a transformarse de manera significativa a través de la aplicación del enfoque andragógico donde se precisa la probabilidad de que sean los padres quienes generen un ambiente propicio para asumir el compromiso de atender asertivamente la conducción de educar a sus hijos, a la vez que ejerce la autoevaluación y desempeño en la tarea.
La responsabilidad de ser padres es una tarea dura, seria y exige mucho cuando se asume dentro del grupo familiar, esto indica la necesidad que tienen los padres en prepararse adecuadamente para asumir este compromiso. Es importante señalar que en el contexto familiar, cada uno de sus miembros, desempeñan roles que le asignan un compromiso particular, como el de educador, orientador y otras responsabilidades tendientes a infundir los principios socializadores en la familia; ya que permite la participación de forma horizontal de cada una de las personas que la integran buscando siempre como primera alternativa el logro y la consecución de metas u objetivos comunes, donde cada uno tiene su propia toma de decisiones, de manera asertiva y siempre buscando la satisfacción del grupo, es decir trabajo cooperativo.
Si se aplica este concepto al grupo familiar es importante destacar el papel que juega cada uno de sus miembros como ente crítico para analizar cuando una acción o situación favorece o entorpece la marcha del proceso y en este sentido aportar alternativas que conduzcan a su solución; para buscar siempre mejorar lo positivo y fortalecer lo negativo, de esta manera se facilitaría la comunicación entre sus miembros para mejorar la afectividad en el logro de objetivos y metas comunes.
El modo de vida actual del ser humano exige una constante interacción con los demás, es necesario establecer la comunicación entre el grupo familiar como un mecanismo fundamental donde cada miembro muestra sus frustraciones y sus sentimientos de satisfacción. Se hace importante establecer y mantener una comunicación franca y honesta dentro del grupo familiar para poder comentar necesidades y escuchar la de los demás. Debe haber un balance entre lo que se da y lo que se recibe, descubrir las fortalezas de una persona y aceptar sus limitaciones, solo así se puede esperar que la otra lo acepte, tal y como es. Cada persona tiene sus propias debilidades y fortalezas, en la pareja y en la familia el éxito para estar bien, depende de las habilidades que tiene cada miembro para reconocer estas debilidades y fortalezas y buscar adaptarse mutuamente. Para ello, es indispensable establecer una comunicación franca y abierta entre todos los familiares.
Son muchas las familias modernas que generalmente tienen que enfrentar solas los problemas que se les presentan; haciendo de su vida un proceso mucho más difícil, poco participativo en su entorno social y personal.
Al respecto, Van (1999), señala:

La vida moderna obliga al ser humano a vivir en forma más rápida, más tensa, más dura, con menos comunicación entre la pareja y los hijos. El cansancio, el exceso de trabajo, la baja autoestima, la falta de afecto, la pérdida de valores, los problemas económicos y morales entre otros, dan como resultado los pleitos y una desintegración familiar. (p.16)

Cada estructura familiar debe dirigirse de manera adecuada, productiva, a través del dominio de una relación interpersonal entre sus miembros, que le permita generar su integración como núcleo; y dentro de la sociedad en la cual participa, no como agente aislado, sino más bien como agente integrador.
Las relaciones afectuosas es una necesidad fundamental de todo ser humano. La capacidad de expresar lo que se piensa y se siente, sentir seguridad en sí mismo, depende mucho de la forma como el individuo aprendió a relacionarse con otras personas; desde que se es niño se adquieren habilidades y destrezas que lo ayudan a facilitar y mejorar la comunicación con su propio grupo y con otros.
La socialización aporta elementos no solo de orden social, sino aún para cuestiones elementales como para facilitar la integración familiar y mejorar el trato y el afecto entre padres e hijos, también hay que destacar las expectativas de realización o éxito de cada familia; para unas es de suma importancia, mientras para otras el énfasis lo tiene que los hijos salgan mucho antes a trabajar para ayudar a la economía familiar.
Así lo expresa Rich (1993) “Tanto la escuela como el hogar y la comunidad son las más poderosas instituciones y la única esperanza para mejorar la educación, la unión de ellos tres formará la base firme y sólida para la consolidación educativa y familiar” (p.15).  Lo referido por el precitado autor involucra al hogar-escuela y comunidad en el proceso de fortalecimiento de la integración familiar; dado que en ese ambiente se precisan elementos importantes para la educación integral de quienes configuran el grupo familiar.
La familia venezolana ante la crisis económica actual ha tenido que aceptar nuevas realidades donde predominan elementos como la escasa protección y consideración del Estado hacia la familia; al no promover programas sociales y educativos que atiendan su necesidad, por otro lado el alto índice de pobreza y la ausencia absoluta o relativa de uno de los cónyuges, lo que trae como consecuencia la desarticulación e inestabilidad del grupo familiar venezolano. La familia representa un sistema conformado por individuos en la cual todos tienen igual importancia, orientados en la búsqueda de una totalidad propia interactuante y con sentido de transcendentalidad, por cuanto es el ambiente mas propicio para generar sentimientos, emociones, aprendizajes, que identifican a la persona, en este sentido se puede señalar que dentro de los grupos familiares debe existir, ambientes propicios que conduzcan a una relación bidireccional y asertiva entre padres e hijos de tal forma que se pueda alcanzar niveles satisfactorios, dentro de la integración familiar.
Van (1999a), plantea:

La Psicología social ha descubierto que cuando alguien altera su respuesta habitual a cualquier situación estructurada, ese cambio puede modificar, y modificará, la situación total, por ejemplo: si los padres responden en forma diferente a la acostumbrada ante un comportamiento de su hijo, ése se modificará.” (p. 21).

Esto constituye la base de la educación de los padres para fomentar cambios en sus actitudes y su comportamiento hacia sus hijos, estableciendo el manejo adecuado de elementos importantes como el acercamiento, el afecto y la comunicación, donde su realidad educativa dice que el adulto (padres) como educando, presenta características peculiares y diferentes a la de los niños en el ejercicio de la misma actividad, entonces se precisa no solo una metodología sino todo un sistema educativo que se fundamenta en principios científicos, filosóficos y psicológicos.
Los principios de horizontalidad y participación tienen su fundamentación teórica, científica y filosóficas, quiere decir en cómo actúan y aprenden los adultos y cómo deben proceder y aprender. La horizontalidad y la participación son los principios en los que se fundamenta la praxis andragógica, y se entiende como una relación entre iguales, una relación compartida de actitudes y de compromisos hacia logros y resultados exitosos. La horizontalidad y la participación son fuentes de productividad y de eficiencia en la situación de aprendizaje, ya que los que participan en ella se sienten identificados unos con otros, ya que comparten la condición de adultez, y en consecuencia un autoconcepto, ya formado que les permite valorarse y respetarse mutuamente, así como también respetar la experiencia pasada de cada uno y valorar la retroalimentación recibida.
La horizontalidad y la participación fomentan en el participante, sea cual sea su rol, que está en mayor capacidad de interpretar y respetar el autoconcepto que cada uno tiene de sí mismo. En la familia cada persona, sea padre, madre, hijo, tío, abuelo, representa un papel como agente facilitador del proceso de orientación aprendizaje, proceso en el cual interactúan todos; donde al finalizar la tarea queda la satisfacción del éxito obtenido producto del esfuerzo común, y donde ninguno puede considerarse dueño de este éxito logrado.
En la aplicación de un plan con enfoque andragógico lo importante es que el participante; en este caso los padres de familia hagan énfasis en el proceso de orientación-aprendizaje que aplicarán en su grupo familiar, que permita autoevaluarse y valorar la responsabilidad de su actuación desde el punto de vista social. Esta responsabilidad comienza consigo mismo, con los demás y con el grupo familiar, esto le ayudará a determinar y a descubrir sus potencialidades y la capacidad para emitir juicios sobre su propia conducta; donde se fomente el bienestar personal y familiar.
Es necesario destacar que la aplicación del enfoque andragógico para la integración familiar se consolida a medida que el adulto se concibe como un ser que se puede formar a partir de sus potencialidades, de su actitud y comprensión de la vida; por ejemplo: la adquisición de nuevos conocimientos en los primeros años de la vida pierde con el tiempo su valor, esto quiere decir que muchas verdades del ayer pierden hoy su vigencia como resultado de la investigación y experimentación científica en la búsqueda, descubrimiento y dominio de las leyes de la naturaleza.
Esta situación de aprendizaje implica un clima social en el cual los factores afectivos afectan de una u otra manera los resultados del aprendizaje, por lo tanto se hace necesario mantener un equilibrio armónico y dinámico que propicie el éxito de ese aprendizaje donde los participantes interactúan en relación con aquello que ha de aprender, y ambos requieren poseer características comunes de autenticidad, autocrítica constructiva, respeto mutuo, ética y empatía, así se garantiza el bienestar y la satisfacción del aprendizaje, dado por una relación de horizontalidad entre participantes; donde la igualdad de condiciones, la madurez y las necesidades e intereses de los hijos involucrados en el proceso son tomados en cuenta, sobre esta base se puede establecer una participación efectiva en los términos de compartir, dar y recibir en beneficio de un objetivo común.
El enfoque andragógico cumple funciones diferentes en el proceso de orientación aprendizaje, la primera es mantener, consolidar y enriquecer los intereses del participante para abrirle nuevas perspectivas de vida profesional, cultural, social y político. Cuando un adulto se interesa en su formación o capacitación rompe con prejuicios de diversa índole, movido por motivaciones definidas que surgen del medio en el que se desenvuelve, como padre de familia, como trabajador o ciudadano.
La segunda acción es la de orientar, para mostrarles los nuevos rumbos de carácter prospectivo y promover en él la idea de que educarse es progresar. La tercera fase es eminentemente instructiva, es actualizar al adulto y renovar sus conocimientos para que continúe aprendiendo, investigando, reformulando conceptos y enriqueciendo su vida cultural, científica y tecnológica. Entendiendo que no es depositar conocimientos sino desarrollar el conocimiento y la creatividad.
La cuarta es la proyección humana, que consiste en interpretar las variables de lo que fue, es y será entre las que se conjuga la esencia misma del hombre. Esto se traduce en formas de conducta en la vida social, política y económica, de tal manera que la suma de sus viejas y nuevas experiencias se proyecte en la colectividad y hacia el futuro.
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
·         Olivero, T. (1999). Perspectivas del Rol Familiar en los Paradigmas de Crianza hacia el próximo Milenio. Editorial Greco. Caracas.
·         Ovalles, L. (1995) “Las Comunidades Educativas un ente Social para Mejorar la Productividad Social de la Familia en la Sociedad Moderna”. Universidad Central de Venezuela. Departamento de Ciencias Sociales. Caracas.
·         Torres, M. (1994). La Horizontalidad y la Participación en la situación de Aprendizaje. Universidad de los Andes. Consejo de Publicaciones.
·         Sojo, B. (1982). Apuntes de Derecho de Familia y Sucesiones. Derecho de Familia, volumen I. Caracas. Venezuela.
·         Legall, D (1990), Sociología de la Familia. III Seminario sobre Intervención Social. La Universidad del Zulia. Maracaibo. Estado Zulia
·         Van, N. (1999). Hijos Triunfadores. Asociación Publicadora Interamericana. Miami, Florida.
·         Van, N. (1999). Sin Reservas. El Arte de Comunicarse. Asociación Publicadora Interamericana. Miami, Florida.


[1] Zuleidy Pineda  es egresada de la Universidad del Zulia en el año 1992, Licenciada en Educación en Ciencias Pedagógicas Área Orientación.  Magíster en Andragogía de la universidad Rafael Urdaneta. Actualmente es Coordinadora orientadora de la Liceo Bolivariano Antonio Rómulo Costa. E-Mail pinedagzuelidy@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada