miércoles, 1 de diciembre de 2010

FORMACIÓN DOCENTE UNIVERSITARIA EN EL USO DE LAS TIC


FORMACIÓN DOCENTE UNIVERSITARIA EN EL USO DE LAS TIC
Miriam Quiroz de Sanchez[1]

Resumen
            La Formación Docente Universitaria en el uso de las TIC, se ha convertido en tópico de presencia permanente en las agendas de discusión sobre las políticas que deben acompañar las reformas educativas. Actualmente, la discusión en torno a la inserción de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) en los programas de formación académica es imprescindible. En este sentido, se requiere la actualización, capacitación del personal docente a través de talleres, cursos, seminarios; relacionados con la utilización de los multimedia en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Durante la formación permanente del docente, es recomendable incluir programas de Educación y Tecnología que promuevan  el desarrollo de capacidades, destrezas en el uso de las TIC  con el propósito de aperturar la transformación pedagógica que reclama el sistema educativo. 
Palabras claves: Docentes, formación,  capacitación, herramientas tecnológicos, programas, estrategias, aprendizaje.   

FORMATION EDUCATIONAL UNIVERSITY STUDENT IN THE USE OF THE TIC

                                                                 Miriam Quiroz de Sanchez
Abstract
he formation and the professional exercise of the educational one, have become topic of permanent presence in the discussion agendas on the policies that must accompany the educative reforms. At the moment, the discussion around the insertion of the Technologies of Information and Communication (TIC) in the programs of academic formation are essential. In this sense, one requires the update, qualification of the educational personnel through factories, courses, seminaries; related to the use of the multimedia in the education-learning process. During the permanent formation of the educational one, he is recommendable to include programs of Education and Technology that promote the development of capacities, skills in the use of the TIC in order to aperturar the pedagogical transformation that demands the educative system.
Key words: Educational, technological formation, qualification, tools, programs, strategies, learning.


FORMACIÓN DOCENTE UNIVERSITARIA EN EL USO DE LAS TIC

            En las últimas décadas la formación y el desempeño de los docentes, ha sido uno de los ejes medulares de intercambios académicos con el fin de mejorar la calidad de la educación que se imparte en las distintas instituciones. No obstante, los esfuerzos e iniciativas que han surgido respecto a la formación de los docentes, no han colmado las expectativas. la promulgación de la Resolución Nª 12  en 1983, donde  quedó plasmado el objetivo fundamental de crear un marco legal sobre los parámetros generales que debían reunir los docentes en su proceso de formación y el rol a desempeñar durante su ejercicio profesional.
            Posteriormente, en el año 1994, se genera un proceso de discusión e intercambio entre las distintas instituciones académicas con la finalidad de reformular algunos aspectos relativos a la formación docente, en consecuencia, se elaboró la Resolución Nº 1 promulgada en 1996. De acuerdo con esta Resolución, el ejercicio eficaz del docente depende no sólo de su formación académica, también deben existir las condiciones mínimas respecto a infraestructura, organización, una dotación suficiente de recursos, equipos, material de apoyo, entre otros.
            Con la Resolución Nº 1, dictada por el Ministro Antonio Cárdenas, se recogen algunos aspectos relativos a la formación: a) La Formación Docente es importante para una educación de calidad. B) El Ministerio de Educación debe garantizar la capacitación de los profesionales de la docencia de acuerdo con las exigencias del sistema educativo venezolano. C) La Resolución Nº 12 debe ser revisada continuamente para adaptarla a las exigencias y nuevas realidades del proceso educativo. D) Se destaca también la importancia de dignificar el ejercicio de la Profesión Docente.
            Es oportuno señalar que las reformas educativas –en cuanto a los programas de formación que se han llevado a cabo- evidencian el avance significativo en el ámbito académico, pero, hay que tomar en cuenta que la sociedad está inmersa en un torbellino de cambios políticos, económicos, sociales, tecnológicos, culturales; que exigen una revisión profunda en los programas, estrategias pedagógicas utilizadas en la praxis educativa:
            “Formar no es tanto instruir en contenidos culturales, cuanto preparar para el cambio en las cuatro dimensiones básicas del ser humana: conocimientos, sentimientos, actitudes, habilidades y voluntad y empeño en la realización de las tareas. La formación es orientar al desarrollo profesional del docente. Formar es ayudar a tomar conciencia de las propias actitudes y cómo mejorarlas. En tal sentido, la formación del docente no se agota en la adquisición de conocimientos, sino que debe generar actitudes y valores coherentes con las nuevas demandas, desarrollar nuevas habilidades y destrezas para la enseñanza, adquirir hábitos que puedan ser transmitidos al alumnado.” (De la Torre: 2000:7).
            De acuerdo con lo anterior, la formación del personal docente, debe focalizar su atención en una reestructuración de los principios pedagógicos, adaptados a los nuevos escenarios científicos-tecnológicos, ya que el desafío del momento actual está signado por la revolución tecnológica, específicamente de las telecomunicaciones y la informática.
            En otro orden de ideas, en el ámbito pedagógico, existe la tendencia a confundir educación y formación. Conviene aclarar que la educación es un proceso holístico que afecta al individuo, puesto que permite desarrollar, perfeccionar las facultades humanas. En cambio, la formación es una parte de ese todo, vinculada con un ámbito restringido, podemos citar por ejemplo, la formación deportiva, ocupacional, política. A continuación se dará una referencia de algunos tipos de formación: (a)  la Formación Volitiva, es un tipo de formación que depende de cada individuo, de sus intereses, motivaciones; (b) la Formación Necesitada donde se concretan aspectos, necesidades formativas que se deben poseer o adquirir para satisfacer una serie de intereses; (c)  lLa Formación Exigida, depende del ámbito del trabajo, de las funciones, tareas que ameritan realizarse; (e)  la Formación Legislada, contemplada en los diversos planes de estudio; (f) la Formación Ofertada, relacionada con la regulación de la formación en el ámbito formal y no formal, de acuerdo con la Ley; (f) la Formación Programada, contenida en documentos específicos que reflejan objetivos, contenidos, orientaciones metodológicas para su desarrollo bajo distintas denominaciones, diseños curriculares, planes de estudio, planes de formación y (g) la Formación Docente, relacionada con las exigencias, para desempeñar una labor en el sector académico.
            También hay que tomar en cuenta una temporalización, surge la concepción de una Formación Inicial y Permanente. La primera, sustentada en unos  fundamentos teóricos que responden a una concepción tradicional de transmisión de conocimientos, caracterizada por: “La esterilidad de una formación estrictamente teórica del profesor, cuando se conoce que su actuación en el aula se rige por un pensamiento práctico, generado a partir de su experiencia, se sigue manteniendo un tipo de formación tradicional.” (Santaella:1998:119).  Y la segunda, de acuerdo con la Resolución No. 12, donde  señala que el ejercicio profesional se concibe como un proceso continuo de formación con la finalidad de optimizar la calidad de la educación venezolana, y la preparación del docente en servicio.
             Conviene señalar que el auge de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), plantea la necesidad de una Formación Virtual que exige una revisión del currículo, para garantizar una formación continua, permanente, actualizada , según las reflexiones de  algunos especialistas.
            La formación del docente no debe circunscribirse sólo a la transmisión de conocimientos, por ende, amerita ser sustituida por otra visión basada en el intercambio de conocimientos. Asumir un rol de asesor de un aprendizaje a través del intercambio de experiencias, como un compartir entre quien enseña y quien aprende. Las universidades están obligadas a brindar Programas de Formación Docente que se correspondan con los cambios acelerados de la compleja realidad actual. Diversos autores comparten el criterio que  INTERNET es una solución para los problemas de formación por ser un medio interactivo, dinámico que puede ser utilizado en cualquier plan de entrenamiento especializado. Obviamente, la Formación Docente requiere tomar en cuenta el factor tecnológico, además hay otros modelos de formación:
-                                 Modelo transmisivo: Relacionado con actividades de transmisión de información, cursos temáticos de comunicación, programas universitarios de especialización, formación de formadores y actualización tecnológica.
-                                 Modelo implicativo: La información genera un proceso de reflexión, posterior aplicación y evaluación.
-                                 Modelo autónomo: Estimula la autoinformación mediante las siguientes actividades: formación a distancia, conformación de equipos, jornadas de discusión, seminarios, congresos, destinados al perfeccionamiento.
-                                 Modelo de equipo docente: Parte de un diagnostico de la realidad en cada institución, luego se detectan los problemas. Utiliza el enfoque de Investigación-Acción, fomentando el trabajo en equipo para la formulación de alternativas de formación, desarrollo y  evaluación docente.
En los modelos citados, predominan dos perspectivas: la primera está enmarcada en la renovación, haciendo énfasis en la calidad, en un clima de cooperación, articulando la teoría y la práctica. En la segunda, predomina la reproducción, los docentes se muestran más identificados con modelos de formación que impliquen menos compromiso, desvinculados de su quehacer académico. En tal sentido, en la Formación Docente deben prevalecer los siguientes principios: (a) formación Continua,  el docente fusiona los modelos mencionados anteriormente (transmisivo, implicativo, autónomo) en su capacitación y actualización. (b) fFormación en la Acción, el contexto académico es necesario en la formación, ya que le permite reflexionar sobre su propia didáctica, generar discusiones, autoevaluarse, planificar actividades, diseñar estrategias innovadoras adaptadas al contexto. 
La realidad compleja, dinámica y sus antecedentes han sido conceptualizados por algunos autores: Brzezinski (1970) “Sociedad Tecnotrónica”, McLuhan (1971): Era de la Electrónica o de la Aldea Global”, Toffler (1981): “Sociedad Superindustrial o de la Tercera Ola”, Torres (1994): “Sociedad Global”; Castell (1994): “Sociedad Informacional” y  Fermín(2000): “El icono en movimiento.” Apreciaciones y percepciones que evidencian la aparición de los grandes circuitos de intercambio de información las autopistas de la información que han impactado las diversas esferas de la actividad humana.
El motor impulsor de la vida comunicativa en el siglo XXI, son las Tecnologías de Información y Comunicación:
…conjunto de disciplinas científicas, tecnológicas, de ingeniería y de técnicas de gestión utilizadas en el manejo y procesamiento de la información: incluye aplicaciones, uso de computadores, su interacción de hombres y máquinas y los contenidos asociados de carácter social , económico, político y cultural (UNESCO,1994). 


La Formación Docente Universitaria, exige una nueva concepción del currículo, su estructura, valores, planes de estudio, objetivos, en otras palabras, cuestionar la praxis educativa. Algunos autores consideran que en los programas de formación debe existir una materia relacionada con Educación en Medios de Comunicación, todo esto es posible si se implementan cambios en la metodología de la enseñanza dirigidas a desarrollar una serie de competencias, destrezas. La Formación Docenteen el uso de la tecnología a lo largo de su carrera es de enorme interés e importancia, además, de un entrenamiento práctico. La ruptura de una concepción tradicional del aprendizaje a otra tecnológica, no es fácil. Los programas no sólo deben capacitar, preparar en y para las TIC, es necesario. Especialistas en el área de Tecnología Educativa, como Allen (1999) que recomienda  los programas de formación, capacitación en el uso de la Tecnología, deben tomarse en cuenta una serie de fases:
1.                            Fase de preparación y tiempo de entrenamiento. (Capacitación).
2.                            Fase de destrezas (Principios básicos).
3.                            Fase de adaptación (Adquisición de conocimientos operativos sobre el hardware).
4.                            Fase de apropiación (Adquisición de dominio sobre las herramientas tecnológicas).
5.                            Fase de desarrollo (Comprende un plan de contenidos, repaso, selección de materiales, organización).
6.                            Fase de invención (Una vez aclaradas las fases anteriores, está en condiciones de diseñar nuevas técnicas de aprendizaje, que permiten observar el uso de las tecnologías de manera flexible).
7.                            Fase de evaluación (Confrontación de metas y objetivos. Revisión de las técnicas utilizadas en el diseño y fines del material didáctico, debilidades y fortalezas). 
La incorporación de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), en los programas de formación amerita tomar en cuenta la diversidad de talentos y las maneras de aprender. Según los planteamientos de George Zinder (1998), se infiere que lo esencial es emplear la tecnología de manera efectiva, estar consciente de sus limitaciones, y de sus aspectos positivos; porque si bien es cierto que las TIC posibilitan acceder a diversas fuentes informativas, no podemos negar que esto origina un problema, respecto al tipo de formación que debe brindarse a los docentes, debido a que no es simplemente el hecho de desarrollar habilidades para la búsqueda de la información sino también las competencias básicas para su selección e interpretación.
En la Sociedad del Conocimiento, el poder radica no sólo en poseer la información sino también saber evaluarla. En tal sentido, las TIC se generan en contextos específicos de aprendizaje. Por ejemplo, la formación basada en las redes se refiere a una modalidad caracterizada por la transferencia, intercambio, almacenamiento de la información a través de ordenadores conectados a Internet. El docente debe estar en un proceso de formación, renovación permanente, como consecuencia, de los desarrollos científicos-tecnológicos; es imprescindible que sepa utilizarlas, aplicarlas adecuadamente para alcanzar los objetivos pedagógicos esperados. 
La tecnología está cambiando de manera tan acelerada, que la introducción de nuevos sistemas de hardware y software, hacen que ciertas habilidades queden desfasadas. Por consiguiente, es necesario un programa de permanente capacitación tecnológica. La Formación Docente en el uso de las TIC como instrumentos de aprendizaje, contribuyen a incentivar la alfabetización tecnológica.
Como se ha referido en las páginas precedentes, las transformaciones surgidas por la revolución tecnológica, ocasionan profundos cambios estructurales en distintas esferas  de la actividad humana. Las ventajas que se desprenden de los soportes tecnológicos obligan a redefinir los programas e integrar las tecnologías en la formación docente, al mismo tiempo, promover asociaciones ente tecnólogos informáticos y tecnólogos educativos para la utilización de estas herramientas puedan ser factibles.
 (1999:69), sugiere que en los programas de formación en y para las TIC, se requieren una serie de habilidades, tales como:
1.                              Aplicar los principios educativos actuales, las investigaciones y los ejercicios de evaluación adecuados al uso informático.
2.                              Demostrar conocimientos de los usos del ordenador, para la resolución de problemas, recolección de datos, gestión de la información, presentación de trabajos y toma de decisiones.
3.                              Evaluar la enseñanza mediante la informática/ tecnología en el currículo de área temática.
4.                              Demostrar conocimiento de problemas de equidad, éticos, legales y humanos, relacionados con el uso de la informática y de la tecnología.
Los programas de Formación Docente deben formar un recurso humano altamente calificado para diseñar estrategias metodológicas que permitan tomar decisiones, manejar información; esto requiere revisar el nuevo perfil docente, quien debe poseer una gran disposición para el cambio, y reunir las siguientes características:
-                                                         Consciente de su responsabilidad, con actitud crítica y sólidos principios éticos.
-                                                         Capacitado en el manejo de las tecnologías de información y comunicación para estimular aprendizajes.
-                                                         Ser innovador, creativo.
-                                                         Capaz de guiar, orientar y despertar la iniciativa en sus educandos.
-                                                         Capaz de promover un pensamiento autónomo, reflexivo, crítico.
-                                                         Capaz de fomentar el gusto, los hábitos de aprendizaje, despertar la curiosidad por el saber.
-                                                         Capaz de diseñar estrategias, programas de aprendizaje novedosos mediante la aplicación de diversos instrumentos tecnológicos. 
Indudablemente, la Formación Docente debe focalizar su atención en el factor tecnológico para generar la transformación pedagógica que exigen los ámbitos académicos. Las instituciones de Educación Superior deben contemplar en sus programas de formación una capacitación en la aplicación de estos recursos tecnológicos, como señala De las Rosas (1996:20): “La formación futura reclama planteamientos concordantes con las nuevas tecnologías de transmisión, uso, búsqueda y producción de los conocimientos.”
            Con el uso de las TIC emerge una nueva lógica frente a la lógica lineal, estos cambios producto de los adelantos científicos-tecnológicos han impactado en los enfoques tradicionales de impartir conocimientos, en la formación y en los modos de hacer investigación con el propósito de crear nuevos entornos, propuestas pedagógicas. Para apreciar la influencia de las TIC y compararlas con lo que significó la Revolución Industrial, es oportuno referir que a finales del siglo XVII Adam  Smith publicó un libro denominado. “La riqueza de las Naciones.”
            En la obra citada quedaron plasmados los principios de la Revolución Industrial: el desarrollo socio-técnico, la invención de un gran número de máquinas, el ahorro del tiempo en la ejecución del trabajo, la producción de mercancías, la progresiva automatización, los adelantos logrados, permiten afirmar que actualmente se está experimentando algo similar con la irrupción de las Tecnologías de Información y Comunicación. Algunos expertos afirman que se esta  en presencia de una naciente Revolución Industrial, una “nueva riqueza de las Naciones”, comienza a desplegarse y exige una nueva racionalidad. 
            La nueva sociedad que aflora ha sido bautizada como “Sociedad de la Información”  caracteriza el momento actual. Si en la Revolución Industrial el eje que estructuraba la sociedad era la industria; ahora es el predominio de la información, el conocimiento. Por lo tanto, la sociedad demanda adoptar nuesvas estructuras de pensamientos en la educación, formación e investigación, como apunta Fernando Pessoa: “… la tarea de la inteligencia crítica será el determinar los fallos o desfases de la racionalidad imperante para reelaborar sus argumentos.”
            La Formación Docente en y para las Tecnologías de Información, requiere procesos continuos de alfabetización tecnológica, motivado a los avances acelerados que acompañan el uso de estas tecnologías, las cuales deben ser aplicadas de acuerdo con unos fines didácticos y adaptándolas a las necesidades y particularidades del contexto. La aplicación de estos instrumentos tecnológicos, debe asumirse de manera reflexiva para sopesar  logros, limitaciones, establecer discusiones e intercambiar experiencias con expertos a nivel nacional e internacional, mediante la conformación de equipos multidisciplinarios, con el propósito de diseñar programas que se ajusten a los nuevos tiempos. Ofreceremos algunas definiciones de los principales recursos tecnológicos (tomadas de autores como Moles (1991), Alonso y Gallego (1993), que pueden ser utilizados en los ámbitos pedagógicos.
Multimedia: Se refiere a una agrupación de diferentes medios audiovisuales. Se comienza hablar de informática multimedia como refiere Lynch (1991) como un “intento de combinar la capacidad autoexplicativa de los medios audiovisuales con el texto y las fotografías para crear un nuevo medio de comunicación único en la pantalla del ordenador.
Conferencia Electrónica: Espacio virtual donde personas de diversas partes del mundo, se reúnen para discutir un tópico concreto. Cada usuario puede intervenir para dar su opinión, recordar, replicar o para informarse sobre un tema particular. Existe también otro tipo de conferencia, dedicada a determinado grupo de personas, que desean llevar a cabo un proyecto y suele ser conducido por un moderador.
Hipertexto: Es una tecnología que organiza una base de información en bloques distintos de contenidos, conectados a través de una serie de enlaces cuya activación o selección provoca la recuperación de la información.

Videoconferencia: El conjunto de hardware y software que permite la conexión simultánea por medio de imágenes y sonidos que hacen relacionar e intercambiar información de forma interactiva a pesar que se encuentren geográficamente distantes.
Programa: Conjunto de instrucciones secuenciales, correspondientes a un algoritmo escrito en cualquier lenguaje de programación, con lo que se puede realizar un trabajo determinado mediante la ejecución de tales instrucciones.
Diaporama: Se trata de un Medio de Comunicación grupal, abierto, que une diferentes medios de expresión: imágenes, palabras, música, ruidos, diálogos, silencios, poesía, narración y ritmo, con una unidad estética y significativa. La clave del Diaporama reside en la conexión de los lenguajes que no deben estorbarse, ni ser redundantes.
Paquetes instructivos: Los paquetes instructivos también llamados `paquetes autodidácticos´, `paquetes multimedia y `documentos integrados,  tienen su origen en los primeros especialistas en enseñanza programada. Se componen de una suma de recursos variados y complementarios como: diapositivas, grabaciones audio y video, programas informáticos, textos, que suelen  indicar la línea explicativa del conjunto multimedia es una guía didáctica o de aplicación. 
Videodisco Interactivo: Uno de los primeros Multimedia, dentro de esta línea conceptual, que une la capacidad de memoria del ordenador y la magia de la imagen en movimiento con sonido del Vídeo, combinando textos gráficos, programas de Ordenador con la imagen y el sonido.
Compact Disc Interactive CD-: Integra en un solo soporte de gran capacidad todos los datos, textos, gráficos, imágenes y sonidos. Así se posibilita que un gráfico, un tema musical o una imagen pueda ser usada y mezclada de distintas formas y en distintas ocasiones. 
            La diversidad de opciones, aplicaciones didácticas que se desprenden de los soportes tecnológicos mencionados, requieren de una preparación y reformular todo el proceso de enseñanza-aprendizaje, tal como afirma Reeves (1992)
Los Sistemas Multimedia, son, sin duda, un invento creativo. Pero si los docentes no integran sus posibilidades en el Diseño Curricular, y no insisten en os principios pedagógicos del aprendizaje, los Sistemas Multimedia quedarán reducidos al mundo del espectáculo y no tendrán cabida en el mundo de la Didáctica… (p.25)


            En la Formación Docente es pertinente diseñar programas (software educativo) como herramienta teórica para potenciar la alfabetización tecnológica, con unos propósitos bien definidos, con una estructura conceptual del programa, administración, con unas características generales, selección del ambiente académico y unas estrategias metodológicas. En cuanto a los propósitos del programa, se consideran básicos los siguientes: 
-                                                         Dar a conocer los conceptos básicos relacionados con las TIC.
-                                                         Analizar la importancia de las TIC,  en los programas de formación.
-                                                         Reflexionar sobre le impacto de las TIC en la praxis pedagógica.
-                                                         Desarrollar competencias, habilidades en la aplicación de las TIC.  

En relación con la estructura, puede estar constituido en unidades de acuerdo a contenidos específicos, por ejemplo, en la Unidad 1: Antecedentes y conceptualización de las TIC, definiciones fundamentales de la Ciencia de la Informática, conceptos de técnica, tecnología y Tecnologías de información y Comunicación, Sociedad de la Información, Sociedad del conocimiento. Respecto a administración del programa se requieren: Recursos Humanos (personal directivo, docente), Recursos materiales (computadores, disquetes, cartuchos de tinta, papelería, videos, libros, periódicos, revistas, fotografías, imágenes de INTERNET, entre otros). Recursos institucionales: Instituciones (académicas, bibliotecas). Costos: de análisis y diseño del sistema, desarrollo y puesta en marcha, costos indirectos para el personal del grupo de apoyo, material didáctico.
Como todo programa debe reunir unas características generales, tales como: facilidad de manejo, ayuda interactiva, didáctico, funcional. Igualmente, unas estrategias metodológicas: partiendo de una prueba diagnóstica o exploratoria, orientaciones, exposiciones por parte del facilitador, material de apoyo, formación de equipos de trabajo, discusiones en grupos, elaboración de ejercicios (herramientas tecnológicas), ejecución en el laboratorio, evaluación. Por último, la selección del ambiente operativo. El diseño del programa amerita hacerle un seguimiento y evaluar los resultados.
Hoy día, la Formación Docente, no se puede concebir sin incluir las TIC. Las instituciones académicas están llamadas a difundir las innovaciones tecnológicas e impulsar los procesos de cambio, mediante el diseño de programas innovadores. La sociedad actual reclama otras metodologías de impartir conocimientos que potencien las destrezas que poseen tanto los docentes como los estudiantes. Es indiscutible que los diversos instrumentos tecnológicos, estimulan la motivación y el gusto por aprender.
            Con base a lo expuesto se establecen las siguientes conclusiones:
            En el contexto de globalización y transformaciones tecnológicas-científicas, socioculturales, la educación  debe formar un  recursos humano competente, actualizado que esté en  la vanguardia de los cambios a través de la implementación de las TIC en su período de formación, utilizando de manera óptima los recursos tecnológicos y a la vez tomando en consideración los siguientes referentes: cómo gerenciar el tiempo, qué enseñar, cómo aprender y de qué manera seleccionar los contenidos más idóneos. Urge la necesidad de generar una lógica que permita asumir los retos, desafíos que se desprenden de las innovaciones tecnológicas.
            Las ventajas que se obtienen con la aplicación de las TIC, exigen reformular los programas de Formación Docente en los contextos académicos. Es indispensable fomentar una cultura tecnológica sobre la incorporación, uso de las Tecnologías de Información y Comunicación. La era de la Informática amerita transformaciones inmediatas en el ámbito académico, surge una racionalidad que reclama otras formas de impartir, recibir conocimientos. Por ende, es fundamental su efectiva incorporación en los programas de Formación, donde el docente cumpla el rol de ser un mediador del aprendizaje y el estudiante sea capaz de acceder, seleccionar, digerir cualquier información mediante la adquisición progresiva de destrezas, habilidades que incentiven su capacidad reflexiva, analítica, y estimule su capacidad de investigación.
            Las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), inciden en las relaciones sociales, culturales, políticas, económicas, educativas. Se requiere, entonces, asumir otras posturas mentales para considerar la tecnología como un factor importante en la Formación Docente de las próximas generaciones. En el contexto actual, la implementación de las Tecnologías de Información y Comunicación es imprescindible.
Referencias Bibliográficas
  • Alonso C, Gallego, D. J. (1993). Medios Audiovisuales y Recursos Didácticos en el Nuevo Enfoque de la Educación. Madrid.
  • Cárdenas, A. (1995). La educación que necesitamos. Revista de Investigación y Postgrado. Volumen 10., Nª 1, UPEL, Caracas
  • Poole, B. J. (1999). Tecnología Educativa. Madrid, Mc.Graw Hill.
  • De la Torre (2000). Medios audiovisuales y Nuevas Tecnologías para la Formación. Madrid.
  • Marshall, Allen (1999) Formación del Profesorado para el Nuevo Siglo. Aportes de la Tecnología Educativa Apropiada. Grupo Editorial Lumen Humanitas, Buenos Aires.
  • Reglamento de la Ley Orgánica de Educación (1986).
  • Resolución Nª 1, Ministerio de Educación, (1996), Venezuela.
  • Resolución Nª 12, Ministerio de Educación (1983), Venezuela.
  • UNESCO (2004). Las Tecnologías de la Información y Comunicación en la Formación Docente: Guía de Planificación. Ediciones Trilce, Montevideo, Uruguay.

[1]Miriam Quiroz: Licenciada en Letras Mención Lengua y Literatura, Universidad de Los Andes Mérida. Magíster en Literatura del Caribe Núcleo Universidad de los Andes Táchira. Actualmente Docente de la Universidad Nacional de las Fuerzas Armadas (UNEFA)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada